Saltar al contenido

Un nuevo proyecto

Cuando empezamos un nuevo proyecto, tenemos que lidiar con las dudas e inseguridades y nos preguntamos…“¿y si ésto no sale bien?”“¿y si no sirve para nada tanto esfuerzo?” ¿Valgo realmente para ésto?.

En CNV trabajamos con una hipótesis vivencial que es clave y lleva tiempo integrarla. Todo lo que emerge de nosotros, está hecho del material de la misma vida. Abandonamos la experiencia de la dualidad bueno-malo y nos remangamos para observar y gestionar los sentimientos, que son carretera directa a nuestras necesidades.

Intentamos poner en valor esas voces y una vez que les damos reconocimiento y sentimos que forman parte de nosotros, podemos tratar de ver qué necesidad es susceptible de ser alimentada. De esta manera tenemos la posibilidad de recoger esas dudas y convertirlas en una oportunidad de autoconocimiento, al mismo tiempo que son reconducidas a un lugar más positivo e integrador. 

La Comunicación No Violenta también es acción,el objetivo es crear un plan que esté encaminado y alineado con esa necesidad.

Pongamos un caso hipotético, imaginemos que tengo una necesidad de descanso. Podría crear un plan personalizado que me ayude a satisfacer esa necesidad de forma óptima, de esta manera puedo dedicarle más y mejor energía al proyecto.

Un nuevo proyecto es una oportunidad, es el contacto con algo nuevo que debe ser motivador y refrescante. En todo momento vamos a poder asomarnos y ver la capacidad que tenemos para mejorar nuestra vida y al mismo tiempo aportar valor a la vida de los demás.

close

¡Apúntate a la Newsletter!

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.