Saltar al contenido

¿Qué es la Comunicación Eficaz?

La Comunicación Eficaz, o más conocida como Comunicación No Violenta, es un método creado por el Psicólogo, Educador y Mediador Marshall Rosenberg en 1960.

Marshall se muda con ocho años a Detroit en 1943, en medio de intensos disturbios raciales, debido a ciertas tensiones sociales existentes. Con este panorama, Marshall apenas podía salir de casa.

En medio de toda esta dura situación observa cómo su tío, cada día, viene a su casa a cuidar de su madre, que estaba a punto de fallecer. Contemplar la dedicación de su tío con una sonrisa en una situación tan dura le hizo reflexionar.

De este contraste que marca su vida, surge un método que él mismo lleva a numerosos conflictos en todo el mundo. Obviamente, hay todo un proceso vital en el que se desarrolla y va tomando forma, pero no quiero desviarme del tema importante. Las preguntas que se hace Marshall Rosenberg son: ¿Cuál es el origen de todo conflicto? ¿Por qué acabamos discutiendo y alejándonos?.

Este hábito de comunicación conflictiva se produce por un factor principal: poner el foco en la otra persona, en lo que hace, o dice. A partir de ahí defino mis sentimientos y necesidades haciendo a la otra persona responsable de lo que me pasa. Uno lo puede identificar fácilmente, porque lo hacemos todos los días con frases del tipo:

“Es que siempre me haces lo mismo, luego que si me enfado”

“No recoges tu habitación, cada día me tienes mas cabread@“

“No aguanto a este tío, vaya manera de organizar una reunión”.

¿Has identificado la tuya? Seguro que sí. No te preocupes, mientras la escribía a mi me han salido un par de ellas, es normal. Vale, pues el método, que tiene su complejidad, pero que se sustenta sobre un sencillo marco teórico, es este:

1- Se pone el foco sobre uno mismo.

2- Hechos (neutros)

3- ¿Cómo me siento?

4- ¿Qué necesito?

5- Estrategia para ponerlo en acción.

Parece fácil, ¿verdad?. Eso mismo pensábamos mis dos hermanas y yo al replicar la receta de la tortilla de patatas de mi madre.



No, no es fácil, la integración de este método es a base de práctica, práctica, y ¡más práctica!.


En este punto, seguro que tienes dudas al respecto. Como la comunicación es un tema que me apasiona, estaré encantado de ayudarte a resolver todas las dudas que tengas en una charla distendida. 

Anímate y ten una entrevista conmigo a través del chat o del formulario de contacto.